¿Estamos ante un alivio de las tensiones entre Irán y Estados Unidos?

En 2018 Trump tomó la iniciativa de suspender el pacto nuclear con Irán, el acuerdo que existía obligaba a Irán a compartir su programa nuclear y de armas con el resto de potencias a fin de poder generar una alianza comercial (mediante el levantamiento de las sanciones tecnológicas, energéticas y financieras que existían por parte de Estados Unidos a Irán), siempre sometiéndose a las inspecciones por los cuerpos internacionales.

El pacto fue un movimiento realizado por Barack Obama que no contaba con el apoyo de los republicanos, por lo tanto como consecuencia al desacuerdo entre republicanos y demócratas y con la llegada del expresidente Trump se formalizaba el 8 de mayo de 2018 la retirada de Estados Unidos del acuerdo (en el cual seguirían Irán, Francia y Alemania).

De agosto a noviembre de 2018 Trump vuelve a activar las sanciones contra Irán y, el 8 de abril de 2019 declara a la Guardia Revolucionaria Islámica como organización terrorista (el Pentágono se niega a aceptar dicha acepción).

¿Y QUÉ PASA AHORA?

Las elecciones en Estados Unidos han llevado al demócrata Joseph R. Biden a ganar las mismas, convirtiéndose en el actual presidente de Estados Unidos.

El cambio de presidente y su voluntad de regresar al acuerdo con Irán lleva al resto de potencias a intentar que se vuelva a la situación pre-Trump, a consecuencia de las acciones efectuadas por el expresidente estadounidense Irán retornó al aumento de la producción del uranio e incrementó al 20% su enriquecimiento; haciendo que Irán a consecuencia de sus actuaciones acumulase un gran número de sanciones, lo que le lleva a su tercer año de recesión económica.

La realidad es más compleja que simplemente retornar a los antiguos acuerdos, Israel con su primer ministro Benjamin Netanyahu pide a Estados Unidos que siga las líneas de actuación de Trump.

Se están dando propuestas por las potencias como la Unión Europea de no reinstaurar el antiguo acuerdo per se, sino mejorarlo y perseguir como objetivo principal desarmar del uranio enriquecido a Irán.

¿Qué beneficio tendría Irán? La vuelta a las compras del petróleo iraní, la ayuda humanitaria, suspensión de sanciones por parte de Washington y la posibilidad de frenar la recesión económica en la que se encuentra el país ahora mismo.

Bibliografía:



Categorías:Actualidad, Internacional

Etiquetas:, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: